viernes, 23 de septiembre de 2011

23 de septiembre: Día Internacional contra la Prostitución, la Trata y el Tráfico de Personas con Fines de Explotación Sexual

Como indica el título de esta entrada, hoy es el día que todos los años se dedica a denunciar con especial énfasis la lucha la prostitución y la explotación sexual. Quiero sumarme a esta causa a través de la acertada campaña de concienciación que ha realizado el Ayuntamiento de Sevilla. Me ha llamado la atención encontrarme decenas de carteles y folletos con la imagen de arriba repartidos por los principales núcleos urbanos de la prostitución en Sevilla, como la calle Santo Domingo de la Calzada situada en el corazón del barrio de Nervión.
Miles de personas consumen prostitución. El alquiler de cuerpos mueve muchos millones de euros al día. Y, no debemos olvidarlo, muchos medios de comunicación publicitan esta forma de explotación humana, por lo que son cómplices de una actividad alegal pero denigrante. Paremos esta lacra.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Sevilla, año 9

Acaba de empezar el noveno año de mi vida en Sevilla. Toca ponerse al día. El otoño ha llegado, pero el verano todavía no se ha ido y amenaza con quedarse unas cuantas semanas más. Acaba de salir del ayuntamiento un teórico gobierno de izquierda para dejar paso a un teórico gobierno de centro-derecha. Las bicicletas públicas de alquiler ahora llevan cajas de Cruzcampo en vez de cestas. Betis y Sevilla han empezado bien la temporada, aunque los sevillistas todavía están digiriendo el disgusto de la eliminación en la Europa League.
En la Universidad de Sevilla, también intentan asimilar que su proyecto para construir una gran biblioteca en los jardines del Prado es ilegal. Algunas empresas públicas, como Tussam y Giralda Televisión, se asoman a un abismo por culpa de gestiones nefastas. La jueza Mercedes Alaya sigue sacándole los colores a la Junta de Andalucía, Mercasevilla y a Manuel Ruiz de Lopera. Y la Duquesa de Alba se va a casar en unos días, si la crisis no se lo impide.
En resumen, en la vida pública hay muchas novedades, pero todo sigue igual. En lo personal, espero que ocurra algo parecido: que pasen muchas cosas, pero que todo siga igual de bien.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

El gobierno extremeño del cambio... En carteles y membretes

Mañana es 8 de septiembre, día de Extremadura. Será la primera fiesta de nuestra región con José Antonio Monago al frente de la Junta de Extremadura. Perdón, quise escribir al frente del Gobierno de Extremadura, porque así es como se llama la institución desde hoy, según un decreto publicado en el Diario Oficial de Extremadura.
Parece que el Partido Popular extremeño quiere enterrar en el olvido todo lo que pueda recordar a los más de veinte años de gobierno socialista. Seguro que muchos cambios son acertados, pero creo que hay otros que no tienen sentido ni siquiera de cara a la galería. ¿Para qué sirve cambiar el nombre de nuestro gobierno o darle más importancia al escudo extremeño en la imagen corporativa? Según el decreto, esta medida no va a suponer aumento en el gasto público. Los objetos consumibles con la imagen anterior se seguirán usando hasta fin de existencias. Sin embargo, según el mismo decreto, bienes de larga duración como los vehículos oficiales, las señales y carteles y los uniformes tendrán que llevar la nueva imagen antes de que pase un año.
Me llama la atención la celeridad con la que los políticos emiten algunas disposiciones normativas sobre asuntos que no tienen nada que ver con las reivindicaciones ni con las necesidades de los ciudadanos. Hechos como éste dan lugar a muchas especulaciones en mentes apocalípticas como la mía. Por lo pronto, a partir de ahora estoy interesado en saber qué empresa se encargará de la actualización de la imagen corporativa de Extremadura. Espero la respuesta.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Vicios y otros riesgos evitables

Soy uno de los españoles que se alegraron con la entrada en vigor de la llamada ley antitabaco. Mi concepto de la libertad pasa por hacer lo que uno quiera siempre que no se perjudique al prójimo. Puede haber excepciones, siempre que la acción enjuiciada se realice por una causa noble, sea imprescindible y el beneficio sea mucho más importante que el daño. Por eso, me alegro cada vez que suben los impuestos al tabaco o a cualquier otra droga legal. Me parece estupendo llenar las arcas del Estado (que somos todos) gracias a quienes deciden perjudicar su salud de forma voluntaria.
Además del "tabaco sí, tabaco no", otro debate público típico de suplementos dominicales es el que gira alrededor de la tauromaquia. Soy partidario de una abolición o reformulación de los espectáculos taurinos de forma que se respete más al toro. Y no defiendo esto por desconocimiento de la fiesta nacional, precisamente. Me he cansado de aportar argumentos para defender mi postura, por lo que me niego a ofrecer alguno más. Los de izquierdas dicen que es cultura. Los de derechas alegan que es tradición. Y todos piden que se respete su libertad a disfrutar de un supuesto arte y recuerdan que los animales no tienen derechos. Me parece estupendo, pero no pienso así. Y, de forma excepcional, en este asunto soy de mente cerrada y reaccionario.
El caso es que los espectáculos taurinos han sido un tema habitual en la crónica de sucesos de este verano. El pasado domingo se sumó otra víctima en la lista negra de las fiestas populares españolas. Descanse en paz, pero tengo la impresión de que cada mala noticia sigue siendo una anécdota. Nada va a cambiar en los próximos años. Miles de personas se pondrán delante de uno o varios toros sin la preparación física o psicológica (si es que la hay) necesaria para hacerlo. Se jugarán la vida innecesariamente y nadie podrá evitarlo, porque hay que respetar su presunta libertad para hacerlo.
Con este panorama, quiero hacer una comparación. El equipo de fútbol de mi pueblo juega en la última categoría. Sus jugadores son aficionados al deporte, no profesionales. Cada uno de ellos debe pagar, obligatoriamente, una cuota anual de 78 euros como seguro médico. Mientras tanto, en otros pueblos de España algunos valientes dedican unos días al año a regatear toros. Son aficionados al riesgo. Los ayuntamientos sufragan estos festejos y las heridas causadas las pagan la sanidad pública (que somos todos) y las familias, con su dolor. ¿Es justo?

sábado, 3 de septiembre de 2011

El termómetro político de Extremadura


Los políticos extremeños han vuelto al trabajo. O, al menos, se han terminado sus vacaciones. El pasado jueves 1 de septiembre se celebró el primer pleno de la Asamblea de Extremadura. Esa primera sesión de "la vuelta al cole" fue poco más que una votación pública. El orden del día comenzaba con la aprobación unánime de una declaración contra la violencia de género. El texto fue leído, se le dio el visto bueno por asentimiento y a otra cosa, mariposa. Ni siquiera se escuchó el aplauso, que parecía pertinente. Su repercusión mediática ha sido mínima, y es normal: todos los ciudadanos sobreentienden que las tres fuerzas políticas de nuestra Asamblea (PP, PSOE e IU) están contra la violencia de género. No se necesitan declaraciones de cara a la galería para reafirmar algo que ya se sabe.
En el pleno del jueves, dos diputadas juraron el cargo, una del PP y otra del PSOE. Esta última lo hace en sustitución de Francisco Fuentes Gallardo, el sobrino de Alfonso Gallardo, que continuará en política, en la luz y en la sombra, como senador por Extremadura. Pero los puntos más polémicos que se trataron fueron los relacionados con la Corporación Extremeña de Medios Audiovisuales (CEXMA). Por un lado, se nombraron a los 9 miembros del nuevo Consejo de Administración (4 propuestos por el PP, 4 por el PSOE y 1 por IU). Me llama la atención que todos los elegidos pertenecen al partido que los ha propuesto y que sólo dos de ellos tienen alguna vinculación, siempre política, con el mundo de la comunicación.
El PP también propuso a Beatriz Maesso como nueva Directora General de CEXMA. Sin embargo, no recibió el apoyo de 3/5 de la cámara, por lo que no pudo ser elegida en la primera votación y deberá esperar a la mayoría absoluta en el próximo pleno. Por tanto, el PP necesita el apoyo de IU para conseguir que su propuesta triunfe. Mientras continúa la negociación, desde el PSOE se está lanzando el mensaje de que Beatriz Maesso pertenece claramente a la órbita mediática del PP. El debate continúa en las redes sociales. En mi modesta investigación cibernética, lo único llamativo que he podido descubrir es que trabaja en la productora New Atlantis y que ha intentado ganarse unos euros en la empresa de venta piramidal Agel. También he accedido a su cuenta en Twitter, de la que se concluye que debe ser, como mínimo, simpatizante del Partido Popular:
Espero que, sea cual sea el elegido para el cargo más importante de CEXMA, los medios públicos extremeños sigan siendo un ejemplo de pluralidad y sigan mejorando en la misma línea. Y, sobre todo, que no tiendan a parecerse a los medios públicos de otras regiones gobernadas por el PP, como Madrid o Comunidad Valenciana.

En cuanto al presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha empezado septiembre con muchas ganas de hablar con el líder de la oposición, Guillermo Fernández Vara. Nada más terminar el pleno, Monago fue hasta el escaño del expresidente para conversar con él. No creo que le preguntara por sus vacaciones en Ayamonte. Sus rostros me llamaron la atención: Monago se mostró muy expresivo y daba la impresión de que tenía muchas cosas que contar; Fernández Vara estuvo muy serio, se limitó a escuchar sin mirar a la cara a Monago y sólo habló al final del coloquio. Minutos después, el líder socialista declaró ante los medios que no acudirá a un desayuno organizado por el presidente de la Junta para la semana que viene, al que está invitado junto al presidente de la Asamblea y a los portavoces de PP, PSOE e IU. Fernández Vara no quiere asistir a convocatorias que sólo sirven "para hacerse la foto", pero está a disposición de Monago para reunirse sólo con él en privado en una fecha que les venga bien a ambos.
Espero que los dos líderes políticos hayan empezado el curso con ganas de trabajar por Extremadura, cada uno desde su papel. Espero que sepan poner de su parte para mejorar los preocupantes datos de déficit que amenazan a Extremadura en 2011. El partido que gobierna es quien más puede hacer, pero IU y PSOE no pueden lavarse las manos desde una oposición constructiva. Que la crispación siga de vacaciones.