domingo, 28 de agosto de 2011

La promesa incumplida de Rosa Aguilar

La hemeroteca es una de las mejores armas que tenemos para defendernos de las falsas promesas de los políticos. En esta ocasión, quiero recordárselo a Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y ex alcaldesa de Córdoba.
En abril de 2009 se publicó por primera vez una revista gratuita llamada Mujer innovadora. Creo que es una de esas publicaciones que son como el río Guadiana: aparecen y desaparecen. El caso es que uno de los contenidos estrella de ese primer número era una entrevista a Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba a mitad de legislatura en aquel momento. Así se anunciaba en portada:

La entrevista era algo parecido a un publirreportaje de la candidatura de Córdoba para ser Capital Europea de la Cultura 2016, con página de publicidad incluida. Hasta aquí todo normal, pero ahora empieza lo llamativo. La entrevista se titulaba con unas declaraciones de Rosa Aguilar: "Mi futuro se llama Córdoba".

En el cuerpo de la entrevista, se preguntaba a Rosa Aguilar por su futuro. Ésta contestaba que su futuro se llamaba Córdoba y que con esa ciudad tenía un compromiso que iba a cumplir y que cuando lo hiciese se dedicaría a su otra profesión, la abogacía.

En el mismo mes en el que se publicó esta entrevista, Rosa Aguilar dejó la alcaldiá cordobesa y se unió al gobierno socialista de la Junta de Andalucía como consejera de Obras Públicas y Transportes. Fue un fichaje sorpresa del presidente andaluz, José Antonio Griñán. Todas las partes implicadas insistieron en que Rosa Aguilar se incorporaba al ejecutivo autonómico como independiente, por lo que no se vinculaba al PSOE. ¿Su futuro dejó de llamarse Córdoba? La ciudad quedó estupefacta al conocer la noticia. Lo mismo ocurrió entre los dirigentes de Izquierda Unida. Rosa Aguilar era la única alcaldesa de ese partido en una ciudad importante española.
¿Por qué prometió algo ante la ciudadanía y lo incumplió a los pocos días? Las generalizaciones son malas, pero con los antecedentes que hay ¿qué credibilidad tiene una promesa política? Como todos saben, en octubre de 2010 el PSOE "ascendió" a Rosa Aguilar al puesto de ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Su independencia política estaba cada vez más en entredicho. Pero actualmente no hay dudas: es una socialista de las que mandan. En las próximas elecciones generales, Rosa Aguilar quiere encabezar la lista del PSOE por la provincia de Córdoba. Ante esa situación, su antigua rival política Carmen Calvo (ex ministra de Cultura) ha anunciado que no quiere compartir lista con ella por coherencia política. Y lo veo normal. Es de hipócritas trabajar codo con codo con quien ha sido tu enemigo, como si nada hubiera pasado. Se perdona pero no se olvida, y así no se puede planear un futuro en común en política. El votante no merece sufrir las consecuencias de esa tensión.
No me gustan los políticos que cambian de cargos como de traje y dejan a medias una labor para la que fueron elegidos por la mayoría de un pueblo. Tampoco me gustan los políticos que insisten en prometer cosas que no saben si van a poder o querer cumplir. Lo veo como una forma demagógica de dar buena imagen ante la ciudadanía. Pero, lamentablemente para los políticos y afortunadamente para la verdad, existen las hemerotecas. Y este ha sido un buen ejemplo.

Actualización: incluyo otro enlace de hemeroteca con otra entrevista a Rosa Aguilar.
*Esta entrada también ha sido publicada en el blog En cordobés, de mi buen amigo Rafa Ávalos.

No hay comentarios: