martes, 30 de agosto de 2011

¿Quieres ser periodista sin estudiar Periodismo?


Pues haz el máster de la foto. Esa es la respuesta que esperan los que manejan el dinero en El País y Prisa. 11.300 € es la cantidad que separa a licenciados en cualquier disciplina de su posible sueño de ser reconocidos como periodistas por el periódico de información general más vendido en España. No quiero criticar a los licenciados que deciden hacer este máster, pues sólo se aprovechan de una coyuntura favorable y del desprestigio de la profesión periodística. Pero sí quiero pedir explicaciones a sus organizadores y a las asociaciones de periodistas, por permitir publicidad engañosa como la de este ejemplo. Imaginemos que cambiamos periodista por otra profesión: ¿Eres licenciado y quieres ser economista? ¿Eres licenciado y quieres ser médico? Sería un escándalo.
La pregunta es la de siempre: ¿por qué no puedo ejercer la abogacía ni en el turno de oficio a pesar de que conozco y he estudiado muchas leyes y conozco perfectamente el Derecho Procesal? ¿Por qué para tener derecho a presentarme a unas oposiciones de profesor de secundaria tengo que hacer un máster oficial de un año que no sirve para nada? ¿Por qué no pueden contratarme en un hospital para hacer las labores sencillas de enfermería a pesar de que tengo muchos conocimientos y prácticas en primeros auxilios y atención primaria? La respuesta es la siguiente: porque todas las profesiones exigen una formación específica profunda y tutorizada y porque todas las profesiones ponen barreras corporativistas que impiden la entrada de profesionales válidos pero ajenos al gremio.
Si seguimos permitiendo hechos como los descritos, los periodistas no vamos a ninguna parte. Lo peor de todo es que la mayoría de las veces hay que dar la razón a quienes defienden el intrusismo como algo normal. Porque en los cuatro años de formación del Grado en Periodismo (antes cinco años en la Licenciatura en Periodismo) muchos no aprenden o no aprendemos a ser periodistas. Pero, en esos casos, creo que no hay máster que lo arregle.

domingo, 28 de agosto de 2011

La promesa incumplida de Rosa Aguilar

La hemeroteca es una de las mejores armas que tenemos para defendernos de las falsas promesas de los políticos. En esta ocasión, quiero recordárselo a Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y ex alcaldesa de Córdoba.
En abril de 2009 se publicó por primera vez una revista gratuita llamada Mujer innovadora. Creo que es una de esas publicaciones que son como el río Guadiana: aparecen y desaparecen. El caso es que uno de los contenidos estrella de ese primer número era una entrevista a Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba a mitad de legislatura en aquel momento. Así se anunciaba en portada:

La entrevista era algo parecido a un publirreportaje de la candidatura de Córdoba para ser Capital Europea de la Cultura 2016, con página de publicidad incluida. Hasta aquí todo normal, pero ahora empieza lo llamativo. La entrevista se titulaba con unas declaraciones de Rosa Aguilar: "Mi futuro se llama Córdoba".

En el cuerpo de la entrevista, se preguntaba a Rosa Aguilar por su futuro. Ésta contestaba que su futuro se llamaba Córdoba y que con esa ciudad tenía un compromiso que iba a cumplir y que cuando lo hiciese se dedicaría a su otra profesión, la abogacía.

En el mismo mes en el que se publicó esta entrevista, Rosa Aguilar dejó la alcaldiá cordobesa y se unió al gobierno socialista de la Junta de Andalucía como consejera de Obras Públicas y Transportes. Fue un fichaje sorpresa del presidente andaluz, José Antonio Griñán. Todas las partes implicadas insistieron en que Rosa Aguilar se incorporaba al ejecutivo autonómico como independiente, por lo que no se vinculaba al PSOE. ¿Su futuro dejó de llamarse Córdoba? La ciudad quedó estupefacta al conocer la noticia. Lo mismo ocurrió entre los dirigentes de Izquierda Unida. Rosa Aguilar era la única alcaldesa de ese partido en una ciudad importante española.
¿Por qué prometió algo ante la ciudadanía y lo incumplió a los pocos días? Las generalizaciones son malas, pero con los antecedentes que hay ¿qué credibilidad tiene una promesa política? Como todos saben, en octubre de 2010 el PSOE "ascendió" a Rosa Aguilar al puesto de ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Su independencia política estaba cada vez más en entredicho. Pero actualmente no hay dudas: es una socialista de las que mandan. En las próximas elecciones generales, Rosa Aguilar quiere encabezar la lista del PSOE por la provincia de Córdoba. Ante esa situación, su antigua rival política Carmen Calvo (ex ministra de Cultura) ha anunciado que no quiere compartir lista con ella por coherencia política. Y lo veo normal. Es de hipócritas trabajar codo con codo con quien ha sido tu enemigo, como si nada hubiera pasado. Se perdona pero no se olvida, y así no se puede planear un futuro en común en política. El votante no merece sufrir las consecuencias de esa tensión.
No me gustan los políticos que cambian de cargos como de traje y dejan a medias una labor para la que fueron elegidos por la mayoría de un pueblo. Tampoco me gustan los políticos que insisten en prometer cosas que no saben si van a poder o querer cumplir. Lo veo como una forma demagógica de dar buena imagen ante la ciudadanía. Pero, lamentablemente para los políticos y afortunadamente para la verdad, existen las hemerotecas. Y este ha sido un buen ejemplo.

Actualización: incluyo otro enlace de hemeroteca con otra entrevista a Rosa Aguilar.
*Esta entrada también ha sido publicada en el blog En cordobés, de mi buen amigo Rafa Ávalos.

Termina el Festival de Mérida más polémico

Esta noche termina la edición 57 del Festival de Mérida, la cita cultural más importante de los veranos extremeños y una de las mejores herramientas para promocionar nuestra región. La austeridad, el cambio de color político en Extremadura y la polémica han influido notablemente en la repercusión mediática del evento.
Si se le pregunta por este festival a alguien que no haya disfrutado de su oferta artística, dirá de él que ha sido un desastre que sólo ha provocado problemas económicos y religiosos. En mi opinión, no es así. He tenido la oportunidad de ver dos buenas obras de esta edición, concretamente dos de las tres versiones de Antígona. He leído buenas críticas y también han llegado a mí valoraciones positivas de amigos que han asistido a microconciertos o a alguno de los monólogos "Mano a mano", que han estado protagonizados por artistas consagrados como Carmen Machi.
Me parece que los problemas surgidos este año no son culpa de intérpretes ni de directores, sino que vienen de arriba, de personajes políticos y politizados que se han erigido en protagonistas a pesar de que ni siquiera se les había concedido un papel secundario. Sin duda, la polémica más importante se creó a partir de la retirada de una foto de una exposición paralela al festival por atacar a la integridad moral de los cristianos. Yo no me sentí atacado y creo que ninguna persona razonable debería escandalizarse por una simple foto. Pero hay gente integrista que, ante la duda, emprende cruzadas y es capaz incluso de romper la foto censurada en el libro recopilatorio de la exposición, que se muestra en la taquilla del Festival. Aquí la prueba:

A partir de esa foto, políticos del Partido Popular aprovecharon para criticar abiertamente a la organización del festival y a su directora, Blanca Portillo, amiga del anterior presidente Guillermo Fernández Vara. Creo que personas como Luis Alfonso Hernández Carrón, portavoz del PP en la Asamblea de Extremadura, no han debido pisar el Teatro Romano de Mérida y por eso sólo se quedan con lo negativo, con lo que sale en las televisiones nacionales, y no con lo que realmente ha pasado en el festival.
Pero la directora Blanca Portillo (en funciones, ya que ha anunciado que no seguirá) también se equivocó, siempre según mi opinión. Con el festival en marcha, se quejó por los problemas económicos en la organización. Muchos le han reprochado que no lo hiciera unas semanas antes, cuando el PSOE estaba todavía al frente de la Junta de Extremadura. Después de esta experiencia en los despachos, seguro que Blanca prefiere dedicarse plenamente a explotar sus cualidades como "animal de los escenarios".
¿Qué pasará en 2012? ¿Quién estará al frente del Festival? Con el PP en el gobierno autonómico, ¿se volverán a hacer adaptaciones de obras clásicas que tengan a la Guerra Civil como escenario histórico? ¿Habrá más polémicas? En 12 meses, lo hablamos.

sábado, 27 de agosto de 2011

Justicia para las víctimas del accidente de Spanair y seguridad aérea

El pasado sábado se cumplieron 3 años del trágico accidente de un avión de Spanair en el aeropuerto de Barajas. 154 personas murieron y sólo 18 pudieron salvar la vida en aquella triste jornada. La investigación para buscar las causas del accidente todavía sigue abierta. Los últimos informes de parte, aportados por Spanair, apuntan a la empresa aeronáutica Boeing como responsable del siniestro. Paralelamente, las conclusiones del Ministerio de Fomento señalan a los pilotos.
No sé si lo habrán hecho conscientemente, pero parece que Fomento y Spanair se han puesto de acuerdo para tirar balones fuera. Ninguno de los dos quieren asumir su parte de culpa a pesar de que el avión estrellado operaba con un permiso de vuelo caducado, entre otras irregularidades. Parece que siempre se repite la misma historia cuando se produce un accidente grave en un medio de transporte. Antes casi de la ayuda médica, los políticos ya han prometido esclarecer los hechos e indemnizar a las víctimas. Pasa el tiempo y el suceso va quedando en el olvido, por lo que se le va restando importancia. Nadie quiere "cargar con el muerto". Al final, se conceden compensaciones irrisorias, y que nadie se queje.
Si no hay una investigación realmente independiente y estricta sobre un accidente con estas consecuencias, si no hay indemnizaciones y sanciones ejemplares para los responsables, será difícil resarcir con justicia a las víctimas y sus familiares. Y será difícil también concienciar sobre la importancia de la inversión en seguridad que deben hacer las compañías de transporte y el Estado. Si las negligencias siguen costándoles "cuatro duros" a las empresas, no creo que éstas renuncien a beneficios por acercarse más al 0% de siniestros.
Dicen que el avión es el medio de transporte más seguro. Pero sus escasos percances son siempre los más trágicos. Un accidente aéreo siempre será demasiado.

jueves, 25 de agosto de 2011

¿Por qué una reforma constitucional por vía de urgencia?

Al final de la entrada anterior de este blog se planteaba una pregunta: ¿por qué hay que tramitar la reforma constitucional por vía de urgencia si se prevé que lo reformado no entre en vigor hasta 2018 o 2020? ¿Por qué hay que hacerla justo antes de unas elecciones generales en las que se va a renovar o no la legitimidad de nuestros representantes públicos? Tengo una teoría que sé que comparto con muchos otros españoles.
Una de las respuestas oficiales a estas preguntas es la que aporta Miguel Ángel Valle (@MAngelvm), político del PP, en Twitter: "El BCE ha comprado 14.291 millones de deuda. Si no, estaríamos en quiebra. (La reforma) Es un gesto a cambio de respiración asistida". Esta respuesta sigue sin responder a mi pregunta. Si lo que se necesitaba era un gesto, ¿no era suficiente con anunciar la predisposición de los dos grandes partidos para realizar la reforma a corto plazo, evitando las prisas de la tramitación express?
PSOE y PP tienen muchas dudas sobre lo que puede pasar el próximo 20 de noviembre. Parece seguro que los dos partidos seguirán dominando las Cortes y es más que probable que el PP pase a ser la primera fuerza política en España. Pero ¿tendrán los votos suficientes para seguir ocupando más del 90% de los escaños en el Congreso de los Diputados? ¿En qué grado aumentará el poder de los partidos nacionalistas y de UPyD? ¿Qué pasará con Sortu? ¿Conseguirán los separatistas de Bildu los 4 escaños o más previstos en los sondeos?
¿Cuáles son los planes del movimiento Democracia Real Ya antes del 20N? ¿Cómo influirán esas acciones sociales en el electorado? ¿Se producirá por fin un rechazo al duopolio PSOE-PP? Todas estas preguntas son dudas para los dos grandes partidos. Y esta incertidumbre es la culpable de que ambos tengan prisa para iniciar una reforma que les conviene en un momento en el que pueden decidir cómo hacerla por ellos mismos, sin la necesidad de reclutar el apoyo envenenado de terceros partidos. Para PSOE y PP sería peligroso depender de votos nacionalistas, por ejemplo, para una reforma constitucional. Seguro que la contrapartida sería muy perjudicial para el statu quo de las autonomías sin nacionalismo.
Hay mucha prisa, muchas dudas y mucho miedo a un cambio de ciclo en nuestra rutina política bipartidista. Si no, ¿cómo iban a ponerse de acuerdo socialistas y populares en un clima de desencuentro general y sólo tres meses antes de unas elecciones anticipadas?

miércoles, 24 de agosto de 2011

Una reforma constitucional con nocturnidad y alevosía

He escuchado decir muchas veces a mis profesores de Derecho Constitucional que reformar nuestra Constitución es algo difícil e improbable a corto plazo. Esa idea se comparte en muchas tertulias periodísticas y políticas. Toda constitución está concebida como una norma suprema cuyo objetivo es perdurar lo máximo posible, mientras la vigencia de sus preceptos en la sociedad lo justifique.
Algunos de sus artículos se han discutido casi desde su entrada en vigor, desde los últimos días de 1978. La sociedad se ha mostrado favorable a reformar la Constitución para evitar la supremacía masculina en la sucesión de la corona. Los políticos también han planteado muchas veces la necesidad de aclarar el esquema del Estado de las Autonomías en nuestro texto constitucional. Sin embargo, estas dos reivindicaciones no han culminado en una reforma por falta de necesidad inmediata y por falta de acuerdo entre “realidades nacionales”, respectivamente.
La sorpresa para un buen número de ciudadanos es que la única reforma constitucional que, según parece, va a producirse es para establecer un máximo de déficit público. Sus impulsor, el Gobierno, quiere llevarla a cabo como broche final de una legislatura nefasta y en un momento de indignación general con las dos fuerzas políticas que van a votar favorablemente esta propuesta, PSOE y PP. Es evidente que esta reforma no es fruto del clamor popular.
El procedimiento será jurídicamente irreprochable, pero los políticos se olvidan de que, más allá de lo que es legal o no, están abordando con ligereza el libro sagrado de nuestra democracia. Cuestiones tan importantes como una propuesta de reforma constitucional deberían ser presentadas en los programas electorales de los partidos interesados. Ninguna fuerza política avisó en 2008 de que defendía este cambio legislativo. Por ello, los que apoyan la reforma deberían, como mínimo, explicar mejor sus intenciones y esperar a las elecciones del 20 de noviembre para saber si cuentan con el apoyo de la ciudadanía. Todo lo que no siga esos pasos, es para mí una reforma constitucional hecha con nocturnidad y alevosía. Y una bajada de pantalones, que no ha sido autorizada por los españoles, ante las instituciones financieras que campan a sus anchas por el mundo.

Actualización: la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha insistido hoy en que el límite al déficit público no tendrá efecto hasta 2018 o 2020. En ese caso, ¿por qué hay que tramitar la reforma por vía de urgencia?

lunes, 22 de agosto de 2011

Mejorar la profesión periodística

Los periodistas estamos acostumbrados a que nos humillen. Últimamente, a la humillación laboral se suma la física con demasiada frecuencia. Véase todo lo que ha pasado desde el 15M (ejemplo 1 + ejemplo 2). Desde mi punto de vista, el panorama es difuso. Cada vez que veo una agresión a un periodista en algún vídeo aislado, no sé si está justificada por alguna provocación o actitud previa, aunque no lo creo. Tampoco sé si el periodista es un profesional de la comunicación acreditado o es un simple ciudadano que cree ser periodista por twittear un evento en directo o por tener una cámara de fotos.
Ante estas dudas, creo necesarias algunas reivindicaciones inmediatas, que no están dirigidas a entidades como las asociaciones de prensa. De entrada, me río de cómo algunas de estas asociaciones defienden los derechos de los periodistas (entrada gratuita en el parque de atracciones Isla Mágica, por ejemplo). Mis propuestas irían destinadas a los representantes políticos y sindicales y son las siguientes:
-Hay que poner en marcha un registro nacional y gratuito de la comunicación en el que deban inscribirse todos los medios de comunicación que quieran actuar como tales (sean RTVE o un blog) y todos sus periodistas (sean Iñaki Gabilondo o éste que les escribe).
-Para trabajar como periodista en lugares públicos (en la calle, actos públicos, manifestaciones...) debería ser obligatorio tener un título que lo acreditase (o estar en proceso de conseguirlo) y estar inscrito en el registro anterior. Todos estos periodistas registrados dispondrían de una acreditación con la que justificar su profesión ante las autoridades que lo soliciten. Con esa acreditación, no se podría impedir el acceso a ningún lugar o acto público, a menos que cuestiones justificadas de aforo o condiciones muy especiales de seguridad lo impidiesen. La Policía ya no tendría excusa para impedir el trabajo del periodista.
-Todo ciudadano puede hacer de periodista. Pero debe tener claro que no es periodista, sino que sólo está imitando a un periodista. Y también debe saber que no puede acceder a los sitios reservados para los periodistas. Escribir en un blog desde hace años o tener y manejar muy bien una cámara de fotos profesional no convierten a nadie en periodista. Y propongo esto sin olvidar que todo ciudadano tiene derecho a expresarse libremente, según se establece en nuestra Constitución.
-Hay que crear un colegio o alguna organización nacional con otro nombre que defienda especialmente los derechos de TODOS los periodistas registrados y reconocidos como tales, paguen o no una cuota como socios. Las asociaciones de la prensa son insuficientes.
Es evidente que en estas propuestas se pueden hacer muchas matizaciones, pero, en mi opinión, son un buen punto de partida para mejorar la profesión periodística y defender nuestros derechos. Eso sí: sin olvidar que el ciudadano, como tal, también  tiene unos derechos fundamentales que deben ser respetados por todos y, especialmente, por autoridades públicas como los agentes de Policía.

sábado, 20 de agosto de 2011

La atención al público / El cliente siempre tiene la razón

Ya estaba tardando mucho en dedicarle una entrada a la crisis, entendida como concepto genérico que define la situación de nuestra sociedad. En estos últimos días me he movido por varios puntos del sur de España y he sido testigo de cómo el cliente, el consumidor, el ciudadano, en definitiva, aquél que está llamado a invertir, a consumir o a emprender, se encuentra obstáculos en su quehacer cotidiano. Son pequeñas trabas que pueden parecer insignificantes por separado, pero que se han acumulado en mi pensamiento en un periodo de tiempo demasiado corto:
-Llegas a un establecimiento y avisas de que vas a pasarte en un rato a recoger un pedido que acaba de llegar, porque tienes otras cosas que hacer antes. Te contestan que "vale, pero no te vayas a pasar a las dos menos cinco porque a las dos se cierra". Pues eso, se cierra a las dos, y no a las dos menos cinco.
-En una tienda de franquicia, entras para cambiar un reloj que no funciona y que acabas de comprar en Portugal, en otra tienda de la misma marca. Antes de mirar siquiera el reloj, la dependienta llama a su compañera porque cree que no tiene la obligación de actuar como servicio técnico si la compra se ha realizado en otro país. Toda esta consulta se realiza delante del cliente. Como era de esperar, estaba equivocada y termina arreglando el reloj (cambiándole la pila) a regañadientes.
-Vas a una librería especializada a comprar un libro conocido y que se vende bastante y te encuentras con que no lo tienen. Además, te explican que no lo van a pedir a la editorial hasta dentro de unos meses, porque ahora están "muy liados con los libros de texto y otros asuntos". 
-Una pareja llega a un restaurante no muy concurrido de una localidad turística. Todas las mesas de dentro del local están sin ocupar. En la calle, hay pocas mesas y sólo una libre con espacio para cuatro personas, con una agradable temperatura. Cuando la pareja pide permiso para sentarse al camarero, éste les sugiere que se sienten dentro, porque se está mejor, o que esperen fuera un rato para que queden libres más mesas o alguna mesa más pequeña. La pareja, tan sorprendida como indignada, se va a otro restaurante.
-Voy a una Comisaría de Policía para conseguir la clave necesaria para usar el DNI electrónico. Después de varios minutos de espera en unas máquinas lentas, me paso por el mostrador de expedición de documentos oficiales para consultar unas dudas sobre el uso del DNI electrónico y del certificado digital de indentidad, asuntos bastantes enrevesado. Pero dicen que allí no saben nada y que lo único que me puede informar de algo es la máquina. Y luego querrán los políticos que mis abuelos usen la administración electrónica.

Todos los ejemplos expuestos son, en mi opinión, indicios de que algo se está haciendo mal en el sector servicios, del que tanto dependemos y del que tanto esperamos para salir de nuestra crisis global. Por ello, lanzo un mensaje para los aludidos: a ponerse las pilas, que para eso os pagan.

martes, 16 de agosto de 2011

Jornada Mundial de la Juventud y desinformación

La próxima visita del Papa a Madrid con motivo de la Celebración de la Jornada Mundial de la Juventud ha hecho que varios medios nacionales hayan puesto en marcha hace días un seguimiento especial a esta cita. Hay tres periódicos que están informando con especial intensidad sobre la JMJ: La RazónABC, por parte del sector católico (de La Gaceta prefiero no decir nada), y Público, en el bando "anti". La Razón, que incluye en sus páginas cada domingo una edición de L´Osservatore Romano, se ha convertido prácticamente en el diario oficial de la JMJ, con una defensa acérrima del evento y de la Iglesia realizada por algunos de sus pesos pesados, como Alfonso Ussía.
Sin embargo, las informaciones más absurdas están en otras cabeceras. Hay dos noticias de publicación reciente que me sorprenden y desconciertan en la misma proporción. ABC destaca en la portada de su edición digital que "Benedicto XVI degustará Horchata de Chufa de Valencia en su visita a Madrid". Este hecho noticioso debería ocupar un breve en la prensa valenciana. Sin duda, es una gran noticia, pero en Público no le van a la zaga. En este periódico también le han dedicado un lugar especial en su web a una "catástrofe" protagonizada por un joven católico: "Un peregrino, corneado por una estatua". No se asusten, lo que ha ocurrido en realidad es que el chaval, mientras se hacía una foto, se resbaló y se golpeó con un monumento a los encierros que hay en Pamplona. 
Según el ideario de estos dos periódicos, parece que todo vale para defender o atacar la visita del Papa. Cualquier chorrada es noticia. Me hace gracia que algunos periodistas digan que no hay espacio o tiempo para tratar otros hechos de la actualidad que, sin embargo, son realmente importantes para millones de personas. Claro, es que un peregrino se ha caído en Pamplona mientras Benedicto XVI bebe horchata, y eso hay que contarlo.

lunes, 15 de agosto de 2011

En Primera Persona o cómo los horarios de emisión no están a la altura de un programa

Una de las verdades más dolorosas para los periodistas es que los contenidos sociales o de servicio público están condenados a un segundo plano en las agendas y programaciones de los distintos medios de comunicación. Y eso en el caso de que no se los ignore por completo.
Los medios financiados con dinero público son los que, a priori, más y mejores espacios dedican al periodismo social. En ese sentido, Radio Televisión Española es un ejemplo a seguir, especialmente por los contenidos de La 2 y Radio Nacional de España como conjunto. En esta última emisora se emite uno de mis programas radiofónicos preferidos, "En primera persona". Está dirigido por una periodista con un prestigio ganado a base de premios: Sandra Camps.
"En primera persona" se dedica a contar historias sociales a través de una suma de testimonios de expertos y ciudadanos con relevancia para el asunto tratado. Esas voces se suman a la de la propia Sandra Camps y dan lugar a reportajes de una hora aproximadamente. Según palabras de la conductora, son "testimonios narrados en primera persona y sin filtros". Con poco más que un micro direccional y otro de ambiente se graba este espacio radiofónico.
El problema del programa, lo que le impide llegar a más público, es su horario: se emite los domingos ¡de 7 a 8 de la mañana! Me atrevería a decir que esta es la franja horaria más ingrata de la radio. Probablemente sea el día y la hora de la semana en los que menos personas trabajan y más duermen. A pesar de todos estos obstáculos, "En primera persona" tiene más de 100.000 oyentes. Pero estoy seguro de que podría tener muchos más si se emitiera en otra hora más agradecida. Aunque, a los modernos, siempre nos quedará el buen podcast de Radio Nacional de España para escuchar lo que queramos a la hora que queramos.
Os dejo el enlace a uno de sus últimos programas, que trata un asunto que me interesa especialmente: la prostitución. Se titula "Trabajadoras sexuales de carretera" y os recomiendo especialmente que escuchéis las reflexiones de algunas mujeres. Me quedo con esta frase: "A nadie le gusta este trabajo, sólo el dinero".

Recomendación musical: Aniki


En tiempos en los que se reflexiona mucho sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor, quiero recomendaros a una cantante que me gusta. Ella forma parte de ese grupo de artistas que defienden un modelo alternativo, aman la música y viven de los conciertos. Se llama Aniki y es una de las intérpretes de rap, soul y R&B más importantes de España. Acaba de publicar su segundo trabajo en solitario, llamado "Ego", que está disponible para descarga gratuita en este enlace. En estos días, anda repartiendo su música por distintas ciudades de México. ¡Mucha suerte!

Precaución, amigo conductor

Hoy es día de fiestas, día de transiciones vacacionales y, por tanto, día de viajes. Por eso, quiero pedir a todos los que hoy vayan a coger el coche que tengan cuidado y desearles que puedan disfrutar de un trayecto tranquilo. A veces nos ponemos nerviosos al volante y nos entran las prisas o nos sentimos superiores a la carretera y nos creemos invulnerables. En esos casos, os pido que recordéis esta comparación:
La carretera es como jugar un partido contra un equipo italiano, según los tópicos futbolísticos. Puedes dominarla todo el tiempo, pero nunca vas a marcarle un gol. Y, encima, si al final te confías, cualquier mínimo error puede costarte muy caro. Así que recuerda: en este partido, el de la carretera, hay que estar a tope de concentración durante los 90 minutos. De nada sirve dominar durante 89 y fallar en el último instante. Además, la derrota sobre ruedas suele ser mucho más dura que en un campo de fútbol. Precaución, amigo conductor.

sábado, 13 de agosto de 2011

Errores periodísticos con repercusión internacional

Con Internet, el Periodismo se ha hecho más fuerte, pero también más vulnerable a las críticas. Cualquier error se propaga como la espuma debido al "boca a boca" cibernético. Acabo de ser testigo de un caso que bien puede servir como ejemplo paradigmático para ilustrar esta reflexión.
En los últimos días, el periódico andaluz Estadio Deportivo ha protagonizado varios errores de diligencia y falta de ética profesional que han provocado las críticas de periodistas, blogueros y twitteros. Pero voy a quedarme sólo con uno, el que interesa para esta entrada: el pasado lunes 8 de agosto, el diario deportivo tituló en portada "Pueden con todo (hasta con la camorra)". Se refería a los jugadores del Sevilla, que se impusieron al Nápoles en un duro y trabado partido amistoso celebrado en Italia. La curiosidad llevó a algunos aficionados napolitanos a consultar este periódico sevillano y a manifestar su malestar por ver cómo se identificaba a su equipo con la mafia.
Varios medios italianos, como La Gazzetta dello Sport, o internacionales, como Eurosport, se hicieron eco del desafortunado titular. Lo que seguramente no esperaba el director de Estadio Deportivo, Joaquín Adorna, es que  iba a ser entrevistado por una radio italiana que le pidió explicaciones e incluso le invitó a visitar Nápoles para conocer mejor la ciudad. Os dejo un vídeo de Youtube que incluye esa "entrevista" por sorpresa.


Día internacional de los zurdos

Hoy es 13 de agosto y se celebra el día internacional de los zurdos. Dicen que las personas que nos desenvolvemos mejor con la parte izquierda de nuestro cuerpo tenemos algo especial. Dudo mucho que sea así, pero quiero unirme a la celebración y por eso comparto en este blog un par de enlaces interesantes relacionados con la zurdera.

Me presento...

Antes de nada, quiero darte las gracias por llegar hasta aquí. Quizá te preguntes qué significa el título de este blog, "El gusanillo del Periodismo". Es difícil de explicar, pero intentaré hacerlo en pocas palabras: es aquello que llevas dentro desde pequeño y que te obliga a contar historias del presente y a engancharte a todas las historias que cuentan otros. Ese "gusanillo" es el culpable de que este blog se ponga en marcha.
Me llamo Gabriel y soy periodista, además de estudiante, entre otras cosas, de Derecho. Mi vida transcurre entre Extremadura y Sevilla. Con estos datos, puedes hacerte una idea de los temas que trataré en mi blog. No te cuento más, espero que te interesen las entradas de este blog y que vayas conociéndome poco a poco.
Encantado de saludarte.
____________
Gabriel Corbacho Bermejo